Prada Resort 2018

Podemos decir con seguridad que lo que se vio anteayer en la Galeria Vittorio Emanuele II fue una muestra de arte.

Por primera vez Miuccia Prada logro crear una colección que ensambla, de manera casi perfecta, los  dos rasgos que la mujer de ahora tiene para la diseñadora: deporte y femineidad.

Su objetivo era claro. Encontrar la elegancia en esas prendas sportswear que, cada vez, encontramos más en la calle. Y sin duda, lo logro con creces.

Miuccia combino de manera majestuosa vestidos ultra femeninos y delicados (con apliques de lentejuelas o plumas), con camperas impermeables, mini faldas con tejidos étnicos o medias estilo colegiala hasta la rodilla con zapatillas futuristas.

Los colores hueso y rosa pastel inundaron la pasarela acompañados de enaguas que asomaban tímidas por debajo de las faldas transparentes y plisadas.

Las modelos, todas ellas con finas trenzas y labios rouge perfectamente delineados, pasearon entre las columnas rosadas y la estructura metálica en un continuo contraste de propuestas.
Una colección que Prada no ha querido llamar cruise, por concebir esta palabra como “algo pasado de moda”. Porque el suyo, sin duda alguna,  ha sido un paso hacia delante, hacia un futuro que busca la fusión de todas esas tendencias que nos gritan en la calle.

Por eso, esto ha sido Prada Resort 2018.

Uds que opinan? Les gusto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s